Banquetes para Bodas

¿Aún no eligen el vino del festejo y falta poco para entregar las invitaciones de boda?

 

¡Les tenemos la solución!

1. ¿Qué vino se antoja según el lugar?

La sede de la celebración será un aspecto fundamental para definir qué tipos de vino servir. No solamente para considerar bodegas locales y de proximidad, también porque el entorno y el ambiente lo “pedirán”. El vino en una boda debe ser agradable al paladar y estar a la altura del evento.

Como ya sabrán, cada detalle de la celebración será parte de un todo, un concepto que se desea proyectar.

2. Tomen en cuenta clima, época y horario

Otro factor a considerar es el clima del lugar, ya sea por la temporada en que se casen o si se trata de un espacio abierto o cerrado. “Si la fiesta será de noche en época de frío, sería mejor pensar en tintos. Si será en época de calor, los blancos, rosados y espumosos deberían ser los principales. Si el evento es por la mañana, los vinos afrutados, rosados o espumosos serán, en definitiva, la mejor opción”.

 

3. Definan primero el menú

 

Determinar con antelación si habrá canapés para un cóctel de bienvenida y una comida de tres o cuatro tiempos que incluya carne roja o pescado para el plato fuerte, así como pastel de fondant para boda en el postre, es crucial para elegir el vino.

Todos los expertos consultados coinciden en que cada tipo de vino tiene composición, acidez y aroma distintos. Entre los factores que determinan el sabor de un vino están la variedad de uva cultivada y los tiempos de maceración. Por esa razón, cada uno marida mejor con unos alimentos o con otros y hasta a temperaturas diferentes.

 

 

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *